miércoles, 14 de abril de 2010

Testimonio de una persona con Esquizofrenia

Testimonio de una persona con enfermedad mental, para acercarnos a su realidad:

Hola, soy una persona diagnosticada con esquizofrenia paranoide desde hace unos 20 años más o menos, ha pasado el tiempo suficiente con mi tratamiento psiquiátrico y psicoanalítico como para poder hablar del estigma social y cómo me afecta eso a mí.
Primero he de decir que yo padezco discriminación por diversos motivos aparte de la enfermedad mental y mi mundo actualmente se reduce a lo familiar y el contacto que mantengo con personas como yo misma. Cobro una pequeña pensión y recibo ayuda de diversas personas muy allegadas que me ayudan a vivir una vida digna.
Las amistades que tengo saben de mi enfermedad y siguen siendo amistades a pesar de ello. Es la manera que tengo de saber si una persona es amiga. La piedra de toque es contarle que tengo esquizofrenia y la mayoría de las veces, eso tiene un resultado negativo ya que las personas se distancian.
Mis relaciones con las entidades sanitarias son excelentes, creo que tengo el mejor psiquiatra de la Seguridad Social de Andalucía actualmente. En casos que no tienen que ver con la enfermedad mental, he recibido un tratamiento normal y digno y eso que he padecido cáncer y me han operado. Los médicos en ese caso fueron correctos conmigo y me hablaron francamente.
Mis relaciones con mi familia son normales. Tardaron mucho en darse cuenta de que tengo realmente una enfermedad mental porque en mi familia no existía una cultura de la enfermedad, nunca había tomado más que aspirina hasta que empecé a tomar medicamentos anti-psicóticos.
En lo laboral ya no ejerzo pero cuando lo hacía no decía que tengo una enfermedad mental puesto que mi experiencia es que eso automáticamente me desacredita en lo que digo y hago.
Muchas veces me he sentido mal por noticias en prensa y televisión sobre la enfermedad mental y las personas que la padecen.
Afortunadamente para mí, he de decir que me he sometido a psicoanálisis durante casi 20 años y al amparo de este tipo de terapia he mejorado mucho, gracias a mis analistas he podido superar muchísimos problemas causados por el discurso delirante de mis pensamientos y el sufrimiento que he padecido y actualmente mi análisis se centra en mantener la estabilidad que tantos años y tratamientos distintos han conseguido.
Creo que una de las cosas que podría hacer que la vida del enfermo mental fuese mejor sería que si el afectado no responde bien a la medicación que está tomando actualmente, que esta fuese revisada. Hay demasiados casos en los cuales los psiquiatras se empeñan en usar un tipo de medicación que causa unos efectos secundarios muy difíciles de asumir y son reacios a cambiar la terapia por otra. Personalmente he tenido 7 cambios de tratamiento farmacológico y actualmente estoy en una situación idónea, no tengo efectos secundarios con lo que tomo ahora.
Creo que muchos enfermos recaen porque son reacios a tomarse la medicación por los efectos secundarios y es la tarea del psiquiatra el ir afinando cada vez más hasta dar con la dosis y el producto adecuado.
Actualmente vivo una vida muy digna, muy satisfactoria y estoy llena de optimismo de cara al futuro. También es verdad que el psicoanálisis ayuda muchísimo en mi caso pero no todos los casos se pueden beneficiar de un psicoanálisis. Para mí lo óptimo en el tratamiento de alguien con esquizofrenia pasa por probar insistentemente con diferentes tipos de medicación y dosis hasta conseguir un bienestar físico y mental del paciente y luego abordar una terapia de algún tipo que sirva para mejorar la calidad de vida del paciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada